En el buen camino…

…aunque se veía venir.

Era de esperar. Después de la exitosa campaña anterior y de una ronda de celebraciones que ha durado todo el verano, el Hierbabuena Club de Fútbol afrontaba un duelo amistoso ante todo un División de Honor y, como no, acabó pagando la falta de ritmo. Para más inri, los greens tenían bajas en sus filas tan importantes como las de la Estrellita Suárez y del Pilingui Fernández, por no nombrar al chisposo Chicharrico Arderiu y la del amo y señor de la portería hierbil, el Lucho Muñoz, baja de última hora. Sin embargo, fiel a su exitoso sistema 3-3 y sin demasiada agresividad, los verdecillos no desentonaron en ningún momento e incluso gozaron de oportunidades para empatar o incluso ganar el partido. Desde el inicio, el Hierbabuena se atrinchero eficazmente atrás y mantuvo la cara durante todo el partido, con una salida del balón controlada y desactivando cualquier contra del adversario. Sin duda, la condición física fue un lastre y la inactividad del verano pasó factura, aunque los verdiblancos le pusieron ganas. Si algún reproche hay que hacerles a los greens es que, aunque en partido amistoso de pretemporada, mostraron poca ambición, y seguramente esa fue la diferencia que acabó decantando la balanza a favor de Sutta, pues cuando los greens se animaron a ir al ataque, gozaron de oportunidades de bastante peligro, que, de haberse multiplicado, podrían haber cambiado el signo del partido.

Al final, un contraataque del rival pilló descolocada a la defensa green cuando el equipo estaba por la labor de rematar un corner, y, aunque tuvieron un último arrebato de pundonor, ya nada pudieron hacer los greens para dar la vuelta al marcado. Todo y el pequeño revés, cabe una lectura positiva del encuentro, pues, con una cierta carencia de fondo, con bajas importantes y ante un rival de cierta entidad, los verdiblanco no desentonaron y se vieron en el campo las mismas claves que aseguraron los éxitos de la campaña anterior.

Por lo tanto, y a pesar de la derrota por la mínima, esperanzador primer partido del Hierbabuena en la pretemporada  del reto de primera. Ahora solo falta acabar de engranar los mecanismos de la máquina green para que la afición verdecilla vuelva a rememorar los éxitos de antaño. Ya fuera de lo estrictamente deportivo, cabe mencionar que ayer fue, posiblemente, el último partido que los greens disputaban con la exitosa camiseta anaranjada del año pasado, a la espera que la marca patrocinadora presente unas nuevas equipaciones que por el momento son un secreto muy bien guardado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s