Ni La Puntita

Atragantados con la Almeja

Derrota por la mínima, pero no mínima derrota, del Hierbabuena Club de Fútbol ante un rival que históricamente se le atraganta primero y le indigesta después, la Almeja Verde. El crustáceo rival ya fue un azote para los Greens cuando convivían en segunda y parece que lo sigue siendo en primera.

El enfrentamiento empezaba plácido para los verdiblancos, que, a partir de una falta magistralmente lanzada por el Miquelme Guillamont a la escuadra derecha, se adelantaban en el marcador sin aparentar mucho esfuerzo. Fruto de esas sensaciones, los Greens se relajaron un tanto y la autocomplacencia y la poca atención en los pases les pasó una dura factura, pues, en diez minutos, la Almeja no solo había dado la vuelta a un marcador que pasaba a registrar un 3-1, sino que además empezó a mostrar unas armas que ponían en muchas dificultades al Hierbabuena y que auguraban un partido complicado. Sin ser ningún prodigio técnico, los bivalvos contrarios ostentaban una buena colocación en el campo y una presión que dificultaban en demasía la creación Green. Viendo el percal, los Gladiadores del Cáñamo, aunque poco inspirados ayer, se pusieron el mono de trabajo y consiguieron acercarse poco a poco en el tanteador. Empezó el acercamiento el Pilingui Fernández quien, lanzando un fuerte saque de esquina, provocaba un fallo en el portero que significó el 3-2. Así se llegaba al descanso y por lo tanto, los Greens conservaban todas las opciones.

Desgraciadamente, el segundo tiempo empezó con un nuevo gol de la Almeja, cosa que dificultaba más la remontada, pero si una cosa ha cambiado en la Escuadra Pentafoliada es la capacidad de reacción, que ahora, impulsada a menudo por la fe, a veces consigue milagros. El empuje verdecillo empezó a materializarse en tantos después de que el Corsario Muñoz, el mejor Green anoche, marcara el 4-3 de espectacular chilena tras saque de esquina. Poco después, sería el Vengador Colet quien conseguiría el empate a cuatro con uno de sus clásicos goles de oportunismo en el área. La gesta parecía al alcance de la mano. Empate en el marcador y el Hierba con la inercia de las remontadas. Pero a seis minutos del final, con una de las muchas paredes que desarbolaron la zaga verdecilla, el doce rival, de quien ya es conocido su fuerte chut, se quedó en posición de disparo y no perdonó. A partir de ahí el Hierbabuena lo intentó todo y tiró de heroica, pero a la postre el luminoso ya no cambiaría.

Con el resultado cosechado ayer, el Hierbabuena no solo pierde tres puntos, sino también el liderato, que además pasa a conchas de la Almeja. Si con los dos primeros resultados favorables se atisbaba una temporada plácida y sin sufrimientos, con el resultado de anoche los canábicos jugadores reciben un toque de atención: o se ponen mucho las pilas a base de concentración o acabaran de nuevo haciendo cuentas para evitar el descenso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s