Incompletos, impuntuales e incapaces…

Hierbabuena 6-8 Kamàlics

Mal comienzo de año para el F. C. Hierbabuena, la falta de organización en el vestuario y las ausencias hacen que el equipo pierda contra el último clasificado. Las bajas vuelven a pasar factura aunque las altas se relajan en el campo o se encuentran agotadas. Ni el Efecto Hache ni la Enredadera García fueron suficientes aunque quizá si hubieran tenido diez minutos más en el campo podrían haber cambiado el resultado.

 

 Pérdida de pegada y de compromiso.

Luego de un buen cierre en 2012 el Hierbabuena arranca el año con una derrota. Cuando el árbitro llamaba a los capitanes al círculo central en el campo solo estaban los Kamàlics y el Pitbull Herrera; en vestidor de los verdes había tres más y un cuarto que llegaba a último minuto. El árbitro preguntaba si habría partido, porque con cinco efectivos el partido estaría muy desequilibrado… y así empezaba la gesta, el cuadro verdiblanco aceptaba el reto de jugar con cinco. El esférico echaba a rodar con quince minutos de retraso.

Pronto la balanza se inclinaba, de manera obvia, a favor de los Kamàlics, con un par de goles tempraneros que les llevaron a proponer dejar el juego así para que el castigo en el marcador no fuera tan severo. Pero Miquelme, que fungía como capitán, sugirió que sería mejor esperar al final de la primera parte ante el gesto de fair play rival. Y el rubio atacante sacó pecho para poner el 1-2 en el luminoso con un potente disparo que dejó impresionada a la zaga del oponente. Los greens seguían con cinco jugadores, plantando cara, concentrados y contenidos, encajaron un par de goles más y La Tentación Rubia volvía a echarse el equipo a las espaldas para acortar distancia con otro gol fruto de su precisa pegada. A cinco minutos del final de la primera parte llegaban Héctor y Jona, con marcador de 2-5 Héctor ejecutó un plástico disparo que acabo en el ángulo superior, un tanto de esa factura arrancó gritos de admiración en el público y miedo en los rivales. Acababa la primera parte con un 3-5 que se antojaba asumible para los hierbas.

 Para la segunda parte el partido estaba equilibrado en número de efectivos pero no en concentración por parte del equipo local. Fue entonces cuando Jancker aprovechó para sumarse al ataque y dedicar a su retoño el primer gol del año; con un gol de diferencia los verdes se relajaron y el rival aprovechaba para perder tiempo. El Hierbabuena perdía balones en el centro del campo, se complicaba en los pases, presionaba mal y en esa falta de efectividad encajaron el sexto gol. Imprecisos abajo, inconexos y tal vez un poco desesperados. El Fever Arroyo volvía a acortar distancias pero enseguida marcaba el rival. Fue entonces cuando Estrellita se reencontraba con el gol, los greens tenían ganas de remontar pero empezaba a hacerse tarde; otra imprecisión en la salida de la zaga hizo que los Kamàlics marcaran el que sería el último tanto para dejar un doloroso 6-8. El colegiado pitaba el final y el equipo rival reconocía la entrega de los verdiblancos quienes se ubican cuartos y descansan la próxima jornada.

El cuerpo técnico considera que se deben tomar medidas respecto del compromiso de los jugadores. No se puede estar a las 9:20 en vestuarios si el partido comienza a las 9:25. Cabe recordar que los mejores momentos del equipo han sido cuando las convocatorias eran numerosas y los jugadores se comprometían a llegar temprano al campo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s