“Se hizo lo que se pudo”

Portada2

Fanatics Club 7-3 Hierbabuena

Por Moisés Herrera.

Derrota para la Squadra Pentafoliada en el partido de cierre de la primera fase y probablemente el último del equipo en esta competición.

Como se hizo habitual en la segunda vuelta, hubo que esperar a que saltaran los jugadores verdes al campo, a la hora del inicio solamente estaban en el campo Óscar, Jancker, Álvaro y Moisés. La situación hizo que árbitro y equipo rival tuvieran que esperar unos minutos a que llegaran más jugadores del Hierbabuena, pero el tiempo pasaba y no llegaba nadie más, así que el encuentro se puso en marcha con cuatro efectivos en el bando hierba, el planteamiento estaba claro, los tres jugadores de campo y el portero a aguantar el chaparrón mientras llegaban los otros. Y así encajaron un par de goles, el rival se mostraba poco piadoso. La llegada del Escopinyu y de Marco aminoró la tormenta, los verdes encajaron otro par de goles y el equipo se completaba con la llegada de Pep fichado, como Marco, a última hora.  Ya completos, en un arranque de orgullo y calidad, en jugada individual Pilingui veía la meta rival para acortar distancia; quiso más, y en otro arranque de orgullo –aunque con menos calidad- con un puncherazo dejaba el esférico fuera del alcance del guardameta. Llegaba el medio tiempo con un doloroso 4-2.

Los refuerzos exponían calidad, es sabido que el hermano de Jancker aporta eficacia por tierra y aire; por otro lado, Marco mostraba sus credenciales con un balón pegado a las botas. Lo malo es que no había conexión en medio del campo por parte de los greens y los rivales se mostraban muy efectivos en el contraataque, tanto que en dos balones perdidos hicieron el quinto y sexto en un alarde de confianza –todo hay que decirlo- facilitada por los espacios que encontraban en la zaga verde. Con la intención de remontar solo, Óscar lo intentaba una y otra vez sin suerte, y Marco, y Pep, y Jancker, y Moisés, y Roger… pero el blindaje de la defensa de los Fanatics y la garantía que ofrecía su arquero lo impedían. Pero sabemos que Pilingui es insistente y se echa el equipo a cuestas, marcó el tercero –y último- para el Hierbabuena. Cansados y desconectados, Álvaro hacía lo que podía bajo los tres palos, encajó el séptimo y definitivo dejando en el luminoso un escandaloso 7-3. El resultado dejaba en quinta posición al equipo en la conclusión de la primera fase. Al inicio del encuentro el árbitro -mientras esperaba la llegada de algún jugador más- comentó a los pocos jugadores del Hierbabuena: “si recuerdo que cuando vestíais de naranja erais más disciplinados…” No le faltaba razón, fue la temporada en que el combinado herbal se coronó campeón.

Pese a que un empate le hubiera bastado a los greens para ascender a primera, la disputa de este partido puede ser la última del Hierbabuena, la falta de efectivos y los problemas persistentes a la hora de hacer las convocatorias tienen como consecuencia que equipo haga aguas por todos sitios: lesiones, salud, trabajo, paternidades y hasta cierta apatía; lo anterior hace que peligre la existencia del conjunto para la segunda fase del torneo, tanto así que puede ser que este haya sido el último partido del Hierbabuena tal y como lo conocemos hoy. Existe la propuesta de formar un equipo de futbol sala porque todas las bajas no permiten completar la plantilla para esta competición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s