Hierbabuena SIN

Hierbabuena sin

SARAGOZA 7-O HIERBABUENA

Sin gol

Sin imaginación

Sin capitán

Sin portero

Sin puntería

Sin precisión

Sin acompañamiento

Sin coraje

Por Moisés Herrera. Corresponsal a pie de campo… y de portería.

Escandalosa y merecida goleada al Hierbabuena que cuenta por siete los goles encajados en los últimos partidos. El equipo sigue mostrando carencias desde antes de empezar los encuentros y parece ser que la llegada de refuerzos no es suficiente para completar las convocatorias.

El verdugo de esta semana fue el Saragoza, rival bien conocido por la escuadra green, tan conocido que la fase anterior no pudieron ganarle a los hierba. Este encuentro ellos saborearon una plácida revancha.

El cuero echaba a rodar con unos minutos de retraso porque la formación verde no estaba completa, con cuatro efectivos en el terreno e improvisado portero comenzó el encuentro. El rival se dispuso a no dar tregua y buscaba sacar rédito de la diferencia de jugadores. La presión en terreno green y un exceso de confianza del capitán suplente (resfriado) puso en bandeja el primer tanto del encuentro. La llegada del hermanísimo y compañía completaba el equipo, pero sin fortuna, la jugada siguiente significó una pérdida en el medio campo y el segundo gol. Con el segundo gol llegó el equilibrio, aunque sin remates a puerta, el Hierbabuena aguantaba el chaparrón de llegadas y no lograba poner algún balón entre los tres palos. Un rebote desafortunado –patada en la mano al portero incluida- ampliaba a  tres la ventaja de los blancos y antes del descanso una vistosa triangulación en ataque colocaba el cuatro en el luminoso.

Las sensaciones eran buenas pese a la amplia diferencia en el marcador. Para evitar que continuara la sangría en la portería Pep sustituía al Pitbull. El juego herbal no mejoraba, la delantera estaba muy adelantada y complicaba la conexión con la defensa, los pases eran muy enredados –como si la máxima del ausente Pilingui fuera una voz en el desierto- y los greens se cansaron de perder balones en los intentos de querer conectar con los de delante. La falta de precisión y acompañamiento se tradujo en solo un par de llegadas de fácil control para el portero de los rivales, el resto de chutes fueron muy lejos de la puerta. El Saragoza no daba tregua, en un potente golpeo desde fuera del área llegaba el quinto tanto, dos jugadas después el sexto en un balón divido que perdió la zaga verde. Sin pies ni cabeza, los verdes pedían el final del encuentro porque la meta rival se hacía cada vez más lejana. La pachanga blanca terminó con el séptimo y definitivo tanto.

Suena la alarma con un Hierbabuena en la parte baja de la tabla y en caída libre. Hay que volver a dar una llamada de atención a la seriedad en las convocatorias y a la puntualidad. Parece que a los verdes les gusta hacer de sparring del resto de equipos y esta semana quedan penúltimos en la tabla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s