Caída libre.

enfonsats

F7 United 9-1 FCH

Caída libre

Por Moisés Herrera.

Dolorosa y escandalosa derrota en la octava jornada del torneo. Sin cambios y metidos en el encuentro hasta entrada la segunda parte los Hierbabuena no acaban de cuajar, la adaptación entre los nuevos fichajes y los veteranos le está costando derrotas muy holgadas a los guerreros herbóreos.

La pelota se ponía en marcha a la hora estipulada, curiosamente esta vez el equipo estaba al completo -sin banquillo pero siete- para enfrentarse a un rival que habitaba el cuarto puesto de la  liga mientras los verdes necesitaban una urgida victoria para alejarse del octavo puesto que ocupaban. La balanza se puso del lado local con un gol tempranero, los verdecillos trataban de organizar y administrarse porque no había cambios que dieran un respiro. Una vistosa triangulación rival dejaba el 2-0 en un marcador que no hacía justicia a lo que se veía en el campo. Toma y daca, llegadas con peligro de ambos lados, buena contención en defensas, poca suerte para los greens ya por falta de puntería o por efectividad del arquero. A base de insistir Miquelme -quién si no- hacía el tanto que acortaba distancias. Y en un continuo ir y venir el colegiado pitaba el fin de la primera mitad con el 2-1 como resultado ajustado.

Para la segunda parte el partido seguía parejo, llegadas de ambos lados, buena marca, juego atrás y adelante, vamos, un buen encuentro hasta que el físico del los jugadores verdes lo quiso. Víctima de la falta de cambios el Hierbabuena bajó la seriedad con que estaba afrontando el juego; el rival abrió la lata en un contraataque en que Marc –cancerbero esta ocasión- poco pudo hacer. Avanzaba la segunda mitad y avanzaba también el desgaste físico green; los F7 siguieron en lo suyo y al ver que las cosas les empezaban a salir entonces se crecieron… y vino la debacle, la caída libre, el abandono y la impotencia. Sin fondo, los hierba trataban de llegar a los balones en profundidad que ponían los rivales, no apretaban en la marca como lo habían hecho antes, con esa libertad los delanteros llegaban solos frente a un portero que la defensa vendió feamente. Así siguió el match y los goles encajados, hasta siete en la segunda parte, desesperados, los verdecillos lo intentaron cambiando las posiciones, rotando defensas y gente de ataque, pero el esfuerzo fue en vano. A dos minutos del final el partido estaba 9-1, y así acabaría para dejar al FCH hundido en la tabla, en la diferencia de tantos y con una sequía de dos goles en los últimos tres partidos frente a los 23 recibidos en los mismos tres encuentros. Urge la adaptación de los jugadores –nuevos y veteranos-, urge que las convocatorias no sean tan justitas y urge reencontrar el gol (a favor, claro está).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s