F7 United-Hierbabuena. El Uno a Uno.

El Miquelme Guillamont ♥♥♥ + “I Love You” (Mezza voce) La Tentación Rubia “la tuvo, fue suya… y la dejo ir”. Poseyó llegadas a puerta y no las pudo solventar, quizá quiso afinar tanto que terminaba mandando todo fuera o el guardameta hacía su trabajo. Hizo el gol de la honra y estuvo efectivo en los pases, no así en la resolución.

El Estrellita Suárez ♥♥♥ (Minuendo) El espigado ejecutor está fuera de forma y el equipo lo resiente muchísimo. Los verdes necesitan recuperar la forma de aquel que era el último recurso del equipo y el que solucionaba los marrones. La afición quiere la mejor versión de su Estrellita.

El Tronquete Jancker ♥♥♥ (Sforzando) Nuevamente se echó al equipo a cuestas. Se le vio muy centrado hasta antes de que el físico le aquejara. Dio voces para organizar, cometió sus “faltitas técnicas” y se entregó sin que el resultado acompañara. Hace bien de capitán y eso que a punto estuvo de no asistir al encuentro.

El Sensei Bazán ♥♥♥ (Poco piú) El tequilero de Les Corts vuelve paulatinamente. Parece que los preparadores físicos lo están mimando como se debe porque está cogiendo forma. Desafortunadamente tuvo que jugar el encuentro completo por falta de cambios; esta medida del míster no gustó nada a los fisioterapeutas.

El Cortois García ♥♥♥ (Allegro) Cuando tuvo la ocasión lo intentó y lo logró. Bien en el achique y bien en la salida. Sin suerte para él y para el equipo, el resultado no hace justicia a lo bien que lo hizo bajo palos. El aluvión de goles se debe a los fallos defensivos que lo dejaban vendido. Tuvo intervenciones brillantes.

El Mike Baker ♥♥♥ (Andantino) Mejor plantado que la semana pasada le chef pâtissier acompañó el ataque herbal. Se sumó al ataque sin fortuna –como el resto del equipo- y rotó toda la delantera a lo largo del encuentro. Esperemos que descubra pronto la sintonía con sus nuevos compañeros.

El Pitbull Herrera ♥♥♥ (Mezzo forte) El enchilador green lo hizo bien hasta que le tocó jugar arriba. Tanto tiempo en la defensa hace que cuando cambia de posición no se encuentre cómodo. Al principio encontró la profundidad que el equipo necesitaba y se sumó al ataque. Al final, buena parte del caos defensivo es su culpa, por buscar ganar en ataque descuido la zaga y vendió a su portero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s