Manzana Mecánica-Hierbabuena. El Uno a Uno.

El Estrellita Suárez ♥♥♥ (Castigado) Pocas veces se ve al espigado delantero pedirle a un árbitro sacar una tarjeta por faltas reiteradas, y es que a los aguerridos rivales le iba la violencia gratuita. Recibió todo lo que le dieron… los contrarios, que no fue precisamente buen trato.

El Escopinyu Borrell ♥♥♥ (Afinado) Se encargó de dar salida por la banda derecha, se transformó por momentos en el añorado Choco. Se le vio muy centrado en las coberturas hacia el centro cuando hacía falta y fue llamado de último minuto para completar el equipo.

El Sensei Bazán ♥♥♥ (Atrevido) Bien adelante y seguro cuando le tocó hacer labores defensivas, tuvo un par de oportunidades que el portero le quitó y no le pitaron un penalti clarísimo. También recibió lindamente el toque rival. Hace falta buscar más en el campo a esta inspirada versión del bucito barcelonés.

El Miquelme Guillamont ♥♥♥ (Milimétrico) Buena parte de las llegadas a puerta pasan últimamente por las botas de la Tentación Rubia. El problema es la lejanía de sus llegadas cuando le instalan en labores defensivas. Le quitaron tres goles cantados, el más claro quizá fue el doble penalti que el cancerbero contuvo en un lance de suerte.

El Cortois García ♥♥♥+ “I Love You” (Tremendo) En los chutes a distancia es un canalla y un descarado. Pese al vendaval, mantuvo a cero la portería verde con intervenciones memorables en la primera parte. Inspirado con su nuevo look a lo Valdés, el rival le reconoció como el mejor jugador de los Hierbabuena.

El Pistón Graell ♥♥♥ (Sacrificado) Recibió caña rival pero parece que le va la marcha porque el arbitraje le pareció correcto. Tuvo algunas ocasiones pero no pudo convertirlas en gol. Pep deja mejores sensaciones a cada partido, parece que empieza a pillar el ritmo -a ralentí- del cuadro verde.

El Pitbull Herrera ♥♥♥ (Tocado) Las tuvo con cada uno de los rivales menos con el portero. Reclamó faltas en la primera mitad y el árbitro dejaba claro que no le pitaría ninguna. Terminó con magulladuras hasta en las espinilleras, y es que al chilango green si lo buscan lo encuentran, así que dio y recibió (más lo segundo que lo primero). Acabó pidiendo el final por cansancio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s