¡Así sí!

Hierbabuena 6-7 F7United

Por Redactor de relleno.

Muy buenas sensaciones en el penúltimo partido del Hierbabuena que dejó escapar el empate a treinta segundos del final del encuentro.

El partido empezaba en horario apto para todos los públicos, tanto así que el equipo verde contó con la presencia del retoño del Escopinyu Borrel, un animado jugador de las fuerzas básicas del FCH. Siete jugadores herbales en el campo y un cambio, el míster presentaba una alineación que no era ninguna sorpresa, se ve que sigue apostando por el mismo estilo aunque a diferencia de los partidos anteriores esta vez los jugadores se encontraron mejor al ir más acompañados. Pronto abría el marcador el equipo visitante por un rebote desafortunado para la causa verde. El segundo tanto vendría luego de un claro penalti cometido por el Pitbull que no se anda con miramientos cuando logra alcanzar a los delanteros rivales. Los verdes no se amilanaron y lograron acercarse en el marcador con un elegante tanto de, quien si no, la Saeta Rubia a pase en profundidad de un Pilingui preciso y jugón. El partido era un ir y venir, los espacios existían en ambas partes del terreno de juego, el Sensei se lucía por la banda y en aquel momento de equilibrio en el match marcaba luego de una triangulación perfecta en ataque; una falta fuera del área daba un peligroso tiro libre al equipo contrario. La tibieza de la defensa hizo que el balón entrara pegado a la base del poste y el luminoso mostraba el 2 a 3 con que acababa la primera mitad.

En el descanso el planteamiento del míster era claro, había que intentar jugar al espacio porque el rival lo permitía. Con la parte complementaria en marcha, un tanto luego de un córner prolongaba la ventaja de los blancos. Con dos goles de diferencia los hierba se pusieron las pilas y tiraron de oficio bajo la batuta de un capi descarado, tanto, que en una jugada individual llegó hasta el área rival y sacó una ráfaga que el portero alcanzó a desviar para que el esférico se estrellara en el travesaño, ese balón merecía entrar y la persistencia pilinguil mandó la pelota a la red en el remate. Otra triangulación de calidad dejaba que Enric igualara el resultado. Poco duraba el empate, se volvían a adelantar los rivales, otro gol de Enric volvía a empatar. Con el partido tan abierto el rival volvía a ponerse al frente hasta que un pedazo de gol a larga distancia firmado, por supuesto, por Miquelme -que volvía a brindarnos sus goles de videoteca-, un chut imposible para un portero que llegaba a todos los intentos del Hierbabuena. Marc en la puerta achicaba los balones en profundidad, era un duelo de goles pero también de porteros. Mike hizo labores defensivas alternando con Roger por la derecha y prolongando la salida de un Chicharico conectado, como le gusta a la afición green. Todo estaba muy bien para ser cierto, con los cartones igualados a seis (y en tiempo de descuento) un fatídico córner daba la victoria por la mínima al visitante… y es que las jugadas a balón parado han hecho mucho daño a la portería de los verdes.

Hubo treinta segundos para la última jugada de los guerreros del cáñamo, pero no fueron suficientes para empatar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s