La vuelta al verde

Ícars 7:3 FCH
by reportero suplente del reportero suplente del reportero suplente:
Pocos minutos pasaban de las 20:00 cuando los primeros hierbas aparecían por las instalaciones y saltaba la noticia: el partido no sería a las 20:30, sino a las 21:25. La Federación, en un claro intento de desestabilizar al conjunto green, no informó de los cambios. A partir de ese instante, todo se precipitó. Carreras, protestas, conversaciones y llamadas, todo para intentar adaptarse al nuevo horario.
Pero el equipo green, lejos de ponerse nervioso, se lo tomo con filosofía y hizo lo que mejor sabe hacer, encaminarse al bar para preparar el partido. Y así, tras las primeras (pero no últimas) cervezas de la tarde-noche, finalmente los greens saltaban al terreno de juego una hora mas tarde de lo esperado.
El partido empezó como el tiempo, nublado y espeso pero amenazante. El equipo se asentó bien sobre el campo, y los excesos del verano se disimularon con maestría. Las bajas, mas que notables para este primer choque de pre-temporada, provocaron que los hierbas no dispusieran de cambios, pero eso no los amedrentó.
Tras unos primeros minutos de evaluación, dos rápidos latigazos del equipo contrario en sendas distracciones greens pusieron el dos a cero en el luminoso. Pero los hierbas, lejos de dejarse intimidar, sacaron ese pundonor que los hace siempre peligrosos y supieron darle la réplica antes del descanso gracias a los tantos del Escopinyu Borrell en jugada aturullada, y del Pilingui Fernandez en una obra maestra de como atacar el ángulo de la meta contraria.
Poco más que añadir, pues la segunda parte fue una muestra mas del hierbabuena que vimos la temporada pasada. Una lucha contra el físico, más que contra el equipo rival. En estos momentos de la pre-temporada, el físico va justito y las molestias hicieron acto de presencia limitando aún mas el buen hacer green.
Los goles rivales fueron llegando a medida que la defensa empezaba a sufrir para llegar a los balones y el cancerbero apenas tenía tiempo de sacar el balón de la red antes de que se introdujera el siguiente. Aún asi, al límite de sus fuerzas, el equipo green echó el resto y consigui perforar nuevamente el marco rival.
El luminoso final, siete a tres, no hace justicia al esfuerzo y los méritos del equipo green durante todo el partido.

Los hierbas, que lo dieron todo hasta el último momento, salieron que unas sensaciones positivas de este primer choque del curso. Con algún refuerzo, este equipo está llamado a grandes proezas este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s